“Cada escuela define con directivos y docentes qué grupo vuelve”

“Cada escuela define con directivos y docentes qué grupo vuelve”

El Gobierno y los gremios acordaron el protocolo y la paritaria laboral para el regreso a las aulas en toda la provincia.

El docente Darío Muñoz, que integra la comisión mixta de Salud y Seguridad del Trabajo que elaboró el protocolo de regreso a clases presenciales, dijo que “cada escuela, con los directivos y docentes, define democráticamente qué grupo vuelve”.

Muñoz dijo que la última reunión virtual realizada por la comisión en la que se definió el protocolo comenzó a las 13 horas y hasta pasadas las 21 horas -es decir más de ocho horas- hubo intercambio entre los representantes gremiales y los representantes del Ministerio de Educación.

El protocolo tiene unas 30 páginas, pero además los vínculos a los decretos y las condiciones que rigen la actual etapa de distanciamiento social. También incorpora los 12 puntos de CTERA (el gremio docente nacional) que detalla las condiciones que deben tener los edificios para el inicio de clases.

“Cada escuela define quién vuelve. Cuando hablamos de escuela, no digo el director y la secretaria o la vice. Incluyen a todos los docentes. Docentes y no docentes van a tener una capacitación obligatoria”, señaló.

Anticipó que “el Gobierno va a hacer una fuerte campaña de concientización y difusión para prepararlo para esa vuelta a la comunidad toda. Medios de comunicación y redes sociales”.

“Alrededor del 10% o 12% de los estudiantes van a volver. Nada más”, afirmó Muñoz. “Lo que se hablaba desde el Ministerio de que volvían los primeros y últimos años, consideramos que lo debe definir cada escuela”, aseguró.

“El protocolo lo que tiene bueno le va a dar la condición a cada escuela. No es lo mismo una escuela de la ciudad, la de un pueblo o una rural. El protocolo es tan amplio que contempla todas las situaciones. La letra va a estar para todos”, señaló.

“Ese armado es para definir estratégicamente, quienes vuelven, cuándo y por qué”, detalló.

“Cuando decimos que es gradual es porque no tienen que estar todos los días, toda la carga horaria. La escuela como la conocíamos, no va a estar más. La gente de Salud dijo que hasta que no haya una vacuna, no se piensa volver a la normalidad que teníamos”, explicó el docente y dirigente de UTELPa.

“También Salud es el que dice que ‘en este momento vuelve esta cantidad’. No lo define la comisión ni el Ministerio de Educación. Es Salud”, afirmó.

“Sí, nosotros vamos a intervenir, si la escuela no está en condiciones. Deberán cumplir con los 12 puntos de CTERA de condiciones mínimas de edificios escolares”, afirmó. Muñoz explicó que el parate obliga a una revisión y puso un ejemplo: “En el caso del agua. Estuvo estancada mucho tiempo: no se puede volver sin una limpieza exhaustiva de los tanques y las cisternas”.

Y agregó: “Si hay una nueva mancha de humedad, hay que revisar. Eso es lo que hay que hacer en todo este tiempo”.

“Es tan democrático esto que cada escuela va a definir cuántos alumnos entran por aula. Lo va a determinar cada escuela”, remarcó.

“Estamos todos juntos”

Muñoz remarcó que “esto del protocolo es algo nuevo. Hay lineamientos de nivel nacional, hay que abordarlo”.

“Nosotros estamos todos los días en las escuelas. Aparte de las escuelas en las que trabajamos, recorremos el territorio. Cuando hablamos de algo, no es para enfrentarnos a los representantes del Gobierno, sino para hacerle ver cuestiones”, detalló.

Puso como ejemplo que “los que somos del interior, les hacemos ver que no es lo mismo en un pueblo que en Santa Rosa. A veces en Santa Rosa o Pico levantás un teléfono y traccionás la respuesta. En un pueblo pequeño, si hay que arreglar la electricidad o luminarias, tal vez no se encuentra un electricista con factura”.

“Queremos que este Ministerio, que antes se manejó verticalmente, sea más horizontal. Con la participación real de todos los docentes. Todos tenemos algo para decir y para aportar en cada escuela. No es poner palos en la rueda. Tenemos que tirar todos para el mismo lado. El problema es la pandemia, la cuarentena. Lo que nos interesa es la escuela pública”, enfatizó Darío Muñoz.

Anticipó que la entrega de mercadería será con protocolo y que en el caso de la merienda que se entregue a los alumnos y las alumnas que asistan será en un catering cerrado.